El alcalde de Guanajuato Capital, Alejandro Navarro informó que la propuesta sobre el cierre de bares y cantinas sigue siendo analizada pues aseguró que en comparación con otros municipios corren el riesgo de detonar fiestas clandestinas.

«¿ Qué va a pasar? Creemos que puede pasar que puede haber fiestas clandestinas, creemos que puede haber algunas granjas o algunos espacios que de manera clandestina se dediquen a vender alcohol y bueno ya estando de manera clandestina podrían vender algunas otras sustancias» dijo.

El alcalde aseguró que al  vivir del turismo esto podría afectar los ingresos de los diferentes establecimientos que se dedican a la venta de alcohol, enfatizó que al establecerse dicha medida en cuanto al cierre de establecimientos podrían venir factores contraproducentes.

«Estaremos viendo la mejor manera de podernos sumar a esto, sin embargo el estado de Guanajuato sus 46 municipios tiene diferentes formas de vida, hay algunos que son meramente armadoras, otros se dedican al campo, otros son de diferentes actividades, Guanajuato capital, San Miguel de Allende y no hablo por San Miguel de Allende pero son ciudades patrimonio vivimos del turismo», indicò. 

Por último aseguró que continuarán con el diálogo y ver de qué manera pueden llegar a un acuerdo pues argumento que en Guanajuato no ha habido homicidios en depósitos o en cantinas como en otros municipios en dónde si habido.